Back to WhereThereBeDragons.com

si, construimos esperanza

Caray… esa introducción de Gina es maravillosa, y ni sentí que sea extensa, porque es envolvente, me atrapó. Gracias Stephen por tu nota que me ayuda a conocerte más.

Tengo una gran curiosidad de conocerlos personalmente a todos ustedes, después de leer sus formularios, tengo una idea, pero después de la primera intervención de Christina, quiero saludarlos, abrazarlos, sumergirnos en esta aventura colectiva y comunitaria.

Soy un instructor muy nuevo en Dragones, pero con seguridad uno de los que tiene mayor experiencia acumulada, por los años quiero decir, tengo 54. Conozco a los Dragones, porque se acercaron como hace 15 años a nuestra vida, aquí en El Alto, a un poco más de 4000 msnm, donde también ustedes estarán en poco tiempo. Y la metodología de aprender caminando, una pedagogía de la aventura, y una inusual inmersión en otras culturas, con dialogo, respeto, y construyendo compromisos conjuntos, me llamó la atención, y nos hicimos socios, tanto que ahora formo parte de este equipo maravilloso.

Pero la aventura, los riesgos para aprender, el compromiso con la búsqueda de un futuro digno para todos nosotros no es nada nuevo para mí. A mis 6 años mi padre murió como guerrillero en Bolivia, por un destino parecido a los que sueñan con mejorar la vida en nuestra casa común. Desde entonces intente construir rumbos por intentar transformar un mundo en muchos aspectos tan injusto. Estudie Sociología por esto y hago Teatro Comunitario los últimos 37 años de mi vida, por esta misma razón.

Si ponen mi nombre en el google de esta manera ivan nogales teatro trono o también ivan nogales cultura viva comunitaria, podrán verme en algunas acciones muy hermosas que realicé con colegas de América Latina y también Europa, y alguna vez en Chicago.

Estoy con muchas ganas de compartir con ustedes los caminos que recorrí, y aportar, para juntos descubrir, como evitar el suicidio colectivo, masivo, a los que estamos sistemáticamente empujados, en nombre de la sacrosanta modernidad. Ya lo dijo Stephen, por suerte, hay esperanza. Sento que su llegada de ustedes, aca, será para cultivar esa esperanza, tan necesaria.

abrazos

jallalla!!

Iván